¿Qué son los préstamos con ASNEF?

Los préstamos con ASNEF son un tipo de financiación alternativa a la financiación bancaria para aquellos particulares y empresas que no pueden acceder a un préstamo por las vías tradicionales, que no son otras que los bancos y las administraciones públicas.

La diferencia principal de los préstamos con ASNEF respecto a los préstamos bancarios es que los primeros se tramitan a través de prestamistas particulares, lo que significa que los requisitos de acceso a este tipo de financiación son mucho más laxos. Se pagan unos tipos de interés algo más elevados respecto a la financiación bancaria pero a cambio se obtienen unos tiempos de respuesta muy reducidos y se exigen unos requisitos de acceso mucho más simplificados.

Los préstamos con ASNEF se usan para devolver deudas que han llevado al particular o empresa a aparecer registrado en ASNEF, el mayor registro de morosos de España. Una vez sufragada la deuda en ASNEF el cliente ya puede acceder de nuevo a financiación bancaria, mucho más económica.

Qué son los préstamos con Asnef
Qué son los préstamos con Asnef

Características de los préstamos con ASNEF

La característica principal de los préstamos con ASNEF es que son de tipo hipotecario, lo que significa que se necesita una propiedad inmobiliaria libre de cargas (o con una cantidad de deuda muy pequeña) que avale la operación y el dinero que el prestamista particular pone a nuestra disposición. Además, en la mayoría de ocasiones se nos exige una cantidad mínima que debemos solicitar para poder abrir una vía de financiación a través de un préstamo con ASNEF.

Además de lo anterior, las características generales de los préstamos con ASNEF son las siguientes: 

  • Tienen una fase de estudio extremadamente corta. En nuestro caso nos ponemos en contacto con el solicitante en menos de 24 horas y estudiamos su caso y damos una respuesta en menos de 72 horas. Esto es mucho más corto que lo que puede ofrecer un banco, que normalmente suele tardar semanas o incluso meses en dar una respuesta a una solicitud de financiación. 
  • La cantidad que se puede solicitar es teóricamente infinita. Dado que el aval de la operación es un inmueble, la cantidad que se puede solicitar depende directamente del valor de tasación de dicho inmueble. A más valor del inmueble más cantidad se podrá solicitar vía préstamo.
  • El cliente diseña la devolución de su préstamo a su gusto. Normalmente los préstamos con ASNEF permiten que sea el cliente quien diseñe o plantee la forma de devolución del préstamo que mejor se adapte a sus necesidades o situación económica en curso.
  • Están firmados ante notario. Dado que los préstamos con ASNEF cuando son de tipo hipotecario están regulados por la ley 5/2019, es la misma ley que regula el funcionamiento de las hipotecas, exigen de una escritura notarial para poder acceder a la operación. Firmando el préstamo ante notario se protegen los intereses tanto de prestamista como de prestatario.
  • Tienen un tipo de interés algo más elevado respecto a los préstamos bancarios. En nuestro caso nuestros préstamos con ASNEF tienen un tipo de interés que se mueve entre el 9% y el 12%.
Características de los préstamos con Asnef
Características de los préstamos con Asnef

Condiciones de los préstamos con Asnef

Las condiciones de devolución de los préstamos con ASNEF no difieren mucho de las condiciones que puede exigir una entidad bancaria, con la diferencia de que dispondremos de una flexibilidad mucho mayor a cambio de unos intereses ligeramente más elevados. Dado que un préstamos con ASNEF es en realidad un préstamo hipotecario, en el caso de que se sucediese un impago del mismo perderíamos el acceso al inmueble y a la propiedad, que pasaría a manos del prestamista para que el mismo dispusiera de ella y pudiese recuperar el dinero perdido.

Como hemos dicho anteriormente las condiciones de acceso a los préstamos con ASNEF son solo dos: 

  1. Disponer de una propiedad inmobiliaria a nuestro nombre y libre de cargas, que será el activo que avale la operación. 
  2. Solicitar un mínimo de 15.000 €. Aumentando el capital mínimo que exigimos podemos diseñar operaciones financieras rentables para el prestamista sin tener que incrementar o exigir un tipo de interés nominal desorbitado. 

En cuanto a condiciones de devolución, estas son mucho más flexibles que las condiciones que podemos encontrar en un préstamo de tipo bancario. 

El cliente diseña la forma de devolución del préstamo que mejor se adapta a sus necesidades, como vemos a continuación: 

  • Elige el número de cuotas.
  • Elige la periodicidad de las cuotas (cuotas mensuales, trimestrales y semestrales). 
  • Puede acceder a periodos de carencia.
  • Puede escoger el tipo de amortización con el que quiere trabajar: 
    • Amortización francesa. Es la más habitual, el tipo de amortización con los que trabajan las entidades bancarias. La amortización francesa reúne en una sola cuota el capital y los intereses. Las cuotas son todas iguales durante toda la vida del préstamo. 
    • Amortización americana. No es un tipo de amortización demasiado habitual en nuestro país, aunque nosotros la aceptamos para devolver nuestros préstamos con ASNEF. En este tipo de amortización se paga en cuotas de solo intereses y el capital se devuelve al final de la vida del préstamo.
Condiciones de los préstamos con Asnef
Condiciones de los préstamos con Asnef

Documentación y firma del préstamo

En el caso de que la solicitud sea aceptada remitiremos toda la documentación necesaria para la firma del préstamo a la notaría que nos indiques, para proceder a la firma de las escrituras de préstamo como está especificado en nuestro apartado de documentación si el préstamo es aceptado.

Desde que se ha remitido toda la documentación hasta que se puede proceder a la firma del préstamo en sí, obligatoriamente deben haber transcurrido 10 días hábiles. Esto es lo que marca la ley 5/2019 que regula los contratos y préstamos de tipo hipotecario. Durante estos 10 días el cliente puede consultar cualquier duda que tenga con su Notario y también comparar la oferta de préstamo con otras ofertas que esté estudiando. El periodo de 10 días (14 días en el caso de los préstamos firmados en Cataluña) está diseñado para evitar las presiones comerciales por parte de la banca para proceder a la firma del préstamo y que el cliente tenga más tiempo para estudiar y analizar la oferta que tiene sobre la mesa.

Una vez transcurridos estos 10 días, la firma ante notario del préstamo también se realiza de forma telemática, a través de la plataforma notarial en línea ANCERT. Esto permite que ni el prestamista y el prestatario se tengan que desplazar y las dos notarías responsables de la firma de la escritura pueden estar situadas en provincias españolas distintas sin ningún problema.

Documentación necesaria para solicitar un préstamo con Asnef
Documentación necesaria para solicitar un préstamo con Asnef

Tipos de préstamos con ASNEF

Un solicitante puede acudir a los préstamos con ASNEF por diversas razones, pero en la mayoría de los casos todos los tipos de préstamos con ASNEF se utilizan para reunificar deudas, limpiar nuestro historial de morosidad en ASNEF, o acceder a financiación sin necesidad de tener que hacer frente a los impagos que nos han llevado a ASNEF.

Tipos de préstamos con asnef
Tipos de préstamos con asnef

A continuación vamos a ver en los tipos de préstamos con ASNEF más comunes que existen.

Préstamos rápidos con ASNEF

Los préstamos rápidos con ASNEF son aquellos con los que tenemos una confirmación de nuestra solicitud en menos de 3 días hábiles. Ejemplo: si realizas tu solicitud un lunes, al día siguiente o como máximo el miércoles o jueves ya tendrás una respuesta sobre la aceptación o no de tu solicitud de financiación. Por esa razón los préstamos con ASNEF también se denominan préstamos rápidos con ASNEF.

Préstamos rápidos con Asnef
Préstamos rápidos con Asnef

Préstamos hipotecarios con ASNEF

Los préstamos con ASNEF también se denominan préstamos hipotecarios con ASNEF, ya que el aval o garantía que protege el dinero que el prestamista pone a nuestra disposición es un inmueble propiedad del solicitante. Como hemos comentado anteriormente, la ventaja de los préstamos hipotecarios es que respondemos solamente con el inmueble que avala la operación, a diferencia de los préstamos personales, donde respondemos con todo nuestro patrimonio presente y futuro. Dicho de otra forma: en un préstamo hipotecario, en el caso de que incurramos en un impago de las cuotas del préstamo, solo perderemos la propiedad inmobiliaria y el prestamista no tendrá derecho a embargar salarios o demás bienes.

Préstamos hipotecarios con Asnef
Préstamos hipotecarios con Asnef

Préstamos personales con ASNEF

Los préstamos personales con ASNEF son aquellos que se conceden a solicitantes que han sido incluidos en el registro de morosos ASNEF. El problema de los préstamos personales es que, en el caso de un impago de las cuotas, el prestatario responde con todo su patrimonio personal presente y futuro, por lo que el prestamista estará en su derecho de embargar salarios, bienes muebles, inmuebles, vehículos, joyas y obras de arte, y en general cualquier bien que sea de nuestra propiedad y que se utilizará para que devolvamos la deuda. Además, tipo de interés de los préstamos personales es ligeramente más elevado que el de los préstamos hipotecarios ya que un inmueble es un bien raíz que raramente pierde valor. El hecho de disponer de una garantía segura y que no pierde valor con el tiempo permite que los préstamos hipotecarios sean más económicos y ventajosos que los préstamos personales.

Préstamos personales con Asnef
Préstamos personales con Asnef